Despedida de soltero


Esta semana ha sido muy bella, probablemente porque el domingo entramos ya a la primavera. El martes nació mi sobrinito Camilo, día que coincidió con la despedida de soltero de mi primo Edu. Resulta que primo -¿será por su naturaleza de químico de farmacias, como el segundo marido de doña Flor?- es más sano que un yogurt, por lo que ajustamos la despedida a su personalidad, casi sin trago y evidentemente sin la clásica salida a algún desorden striptisero. Simplemente convenimos en comer una parrillada en el Parrón, y echar la talla entre los machitos de la familia Guerrero y Weibel. Nos juntamos entrada la noche y pedimos cada uno su cerveza o aperitivo, y mi primo su coca cola lo que le valió nuestras tallas.

Estábamos en eso cuando de pronto, en forma intempestiva, irrumpió al local donde estábamos un grupo pequeño de personas con mucha bulla, acompañados por un foco y una cámara que grababa todo. "Rápido, rápido" -gritaba un bella lola cuyo rostro nos sonaba conocido de algún lado- "necesitamos diez personas que nos acompañen afuera del local para hacer una prueba. Por favor que alguien venga porque nuestro grupo tiene que ganar!!!". Miramos asombrados al Tico, el hermano del Edu que había organizado la despedida, cómo consultándole si esto formaba parte de su producción. Él nos miraba con la misma cara de sorpresa, por lo que dedujimos que esto era algo absolutamente inesperado. La joven, junto a las cámaras, se acercó a nuestra mesa -eramos 12 en ese momento- y entonces reconocimos que se trataba de una modelo televisiva, muy frecuente de programas de farándula, la Daniela Campos, y la grabación de las cámaras correspondía a un programa de concursos de Canal 13, Vértigo. Nuevamente nos miramos entre nosotros -no podía haber nada más lejano a nuestras actividades y círculos de conocidos que esto-, nos matamos de la risa, y casi al unísono dijimos: "claro, vamos contigo adonde quieras, ésta es la despedida de soltero del Edu, éste es el novio". "Ya po", dijo ella. "Bacán, vamos entonces, pero tiene que ser rápido porque hay otro grupo que también está compitiendo".

Salimos la mayoría del grupo a la calle, con un garzón a nuestra siga porque ya habíamos pedido los tragos de entrada. "No se preocupe, dejamos a los suegros en prenda, ya volvemos". Corrimos unos cuantos metros, divertidos, gritando payasadas como cabros chicos -hacíamos como que no sabíamos que era Daniela Campos, y la llamábamos por nombres de otros rostros televisivos para haber si se picaba-, y ella, entre las cámaras, los focos y el apuro, nos condujo a una Van. Ahí estaba un humorista, el "Bombo Fica", que formaba parte de su grupo de competencia, esperando instrucciones del canal, para saber qué debíamos hacer y... donde. Así es. Desde un pequeño monitor, el conductor del programa Vértigo, Álvaro Salas, indicó que las diez personas se debían dirigir en la Van al frontis del Cementerio General, para bailar maquillados Thriller de Michael Jackson. "Chicos", dijo la bella Daniel(ita), "deben subir a la Van, vamos, se visten, se maquillan, bailan, y los traemos de vuelta. Por fa...". Nos miramos nuevamente, y qué diablos, vamos, si es la despedida del Edu!

Así es que nos subimos a la camioneta y nos fuimos muertos de la risa por lo que nos sucedía, agarrando para el leseo al humorista y a la Daniela Campos, y ellos a su vez palanqueándonos a nosotros. Hace mucho tiempo que no me reía con tantas ganas. Llegamos al Cementerio, en un dos por tres nos maquillaron a la rápida y pusieron unas pilchas encima -todo esto siendo grabado como en un reality-, grandes focos y humo artificial ya estaba desplegado en el frontis del Cementerio, la música de Thriller a todo volúmen, y ahí estábamos todo el grupo comandado por Daniela Campos bailando como zombies, haciendo el trencito, bailando can can... en fin. Era para llorar de la risa.



Terminó la prueba y ellos debían seguir a otra estación y desafío. Le pedimos a la modelo que por favor se sacara una foto con nosotros porque si no nadie en nuestras casas y amigos nos creería lo que habíamos pasado, en lo que iba a ser una despedida de solteros de solo comer carne un ratico. Ella muy amable se juntó a nosotros, y divertida se sacó una foto, nos regaló un beso a cada uno, y nos fuimos con el ego en alto a compartir con los suegros que nos esperaban impacientes en la parrillada programada.

Buena Edu, ahora ya te puedes casar!!!

PD: Esta edición del programa Vértigo se emitirá el próximo miércoles 3 de octubre, a las 22:00 hrs., en Canal 13.
|

Comentarios

Que divertido verte en estos contextos !!!!!!!!!!!!!! pero me imagino que no contratarias una striptisera aunque sea con un primo diablo ?????? ja ja
Responder
Jajajaja que buena Manuel ! estaremos atento a las cifras del rating on-line el día aquel de Vértigo, a ver si Guerrero + Campos logran batir records jejejejeje
Y ya que se trató de una despedida de soltero, y de caballeros por lo visto :)- se me ocurrió un comentario muy picante a propósito de Daniella y el novio, pero mejor me lo guardo para no chacrear el espacio, un abrazo !!!
Responder
Jajajajaja...

Notableeee...me reí a morir...
Me guardo, igual que el Pablito el comentario picante...porque tienes casa nuevita, linda y ...me pongo pudorosa...

Besotes

Marce
Responder
jajajaja
No se repriman, todos los comentarios son bienvenidos.
Un abrazo, y veremos si sale algo este miércoles (en un programa, que confieso, nunca he podido ver diez minutos seguidos).
abrazos,
Manuel
Responder
mish. con la campos, ah? y retrecontra impresionado, eh?


cómo caen los valientes, mimo.


la farandula seduce. siempre.

:-)
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar